Rubén Colón Morales

Presidente


Juanita Rodríguez Colón

Vice Presidenta


Antonio Sosa Pascual

Tesorero


Mariel Arraiza

Secretaria


Quintín Rivera Segarra

Director


Ana C. Alemañy Calderón

Director


Camille Burckhart Portela

Director


Carlos Severino Valdez

Director


Guillermo Nigaglioni

Director


Isaned López Betrán

Director

Amor
Lealtad

Fe
Respeto


Familia
Pertenencia
Calidad de Vida


Patria
Solidaridad
Entrega
Lucha


Libertad
Compromiso
Aspiración
Paz

El trabajo que Nuestra Escuela viene realizando por los pasados 20 años con la educación pública de Puerto Rico es un acercamiento novedoso al problema del abandono escolar. Desde entonces, hemos transformado la vida de miles de jóvenes y sus familias a través de un Modelo de Servicios único en la educación puertorriqueña basado en el apoyo de las dimensiones emocional, social, física y espiritual de los jóvenes que no tuvieron éxito en el sistema escolar tradicional.

El modelo permite a nuestros jóvenes insertarse al mundo académico de forma más segura y exitosa, cambiando el paradigma existente por décadas sobre el fenómeno de la “deserción”. Hemos hecho historia al insertarnos en las discusiones y los debates sobre la transformación de la educación puertorriqueña, lo que nos ha llevado a convertirnos en una organización socialmente comprometida con la transformación de Puerto Rico. Nuestra Escuela es una escuela alternativa que opera como una organización sin fines de lucro, de base comunitaria, desde su incorporación el 11 de agosto de 2/1/2021

Por virtud de la Ley Habilitadora para la Educación Alternativa en Puerto Rico (Ley 213 del 26 de agosto de 2012), Nuestra Escuela forma parte del sistema público de educación. Nuestro modelo educativo de servicios se enfoca en fortalecer la dimensión biosicosocial del joven como un proceso de sanación vivencial que busca mejorar su aprovechamiento académico y lograr su inserción productiva en la sociedad.

Ofrecemos servicios a jóvenes y adultos de 13 a 21 años de edad fuera de la escuela sin haber completado el cuarto año de escuela superior. Durante este tiempo, hemos comprobado que nuestro modelo resultada efectivo en el desarrollo de destrezas ciudadanas, éticas y académicas, además de destrezas personales para la vida. Enfatizamos en la sustentabilidad, autogestión y realización de la persona, una filosofía educativa que ha sido presentada, discutida y validada en más de 20 países en seis continentes.

Contamos con dos centros de enseñanza para jóvenes, Caguas y Loíza. También tenemos Nuestra Escuelita, nuestro centro educativo a nivel pre-escolar y elemental. Cada 10 de septiembre, celebramos la graduación de nuestros estudiantes y hacemos homenaje a la inspiración del proyecto, Ana Mercedes Méndez Jiménez.

Anualmente servimos un promedio de 300 estudiantes y sus familias. Desde nuestra fundación hemos atendido a 1,592 jóvenes de los cuales se han graduado 1,238 de estos, el 52% ha continuado estudios post secundarios y el 34% ha ingresado al mundo del trabajo. Nuestra Escuela tiene un 97% de retención y celebramos con alegría los logros de nuestros estudiantes.

Nuestra Escuela, fundada en el amor,
donde jóvenes y adultos, como Quijote,
convierten sueños y metas en realidad
creando calidad de vida para sus familias.
¡Así nos ayude Dios!

Activistas emprendedores de su sustento, de familias saludables, líderes de comunidades autogestionarias que construyen solidariamente un Puerto Rico equitativo, justo, sostenible y democrático.

Seres humanos realizados con familias saludables en comunidades autogestionarias de un Puerto Rico equitativo, justo, sostenible y democrático.

Nuestra Escuela cree en la autonomía del estudiante y por eso ofrece las herramientas que hacen posible que sus participantes decidan cómo organizan su proceso de aprendizaje basado en los proyectos que les interesan. Mientras, el personal educativo y de apoyo facilitan el proceso, permitiendo el intercambio de ideas y potenciando los saberes y habilidades del estudiante, reconociendo a cada uno en su individualidad, respetándolo y atendiendo sus necesidades de desarrollo de manera integral. Esta práctica, validada en investigaciones académicas, se conoce como educación alternativa personalizada.