Es una experiencia vivencial de tres días en la cual los estudiantes conocen y se integran a la comunidad de aprendizaje. Esta iniciativa está encaminada a ofrecer herramientas que apoyan al joven a sanar heridas emocionales, construir lazos afectivos y de confianza con sus pares y a que comiencen a definir sus metas y generen la motivación necesaria para alcanzarlas.

Este pilar enfoca el apresto al proceso formativo y el desarrollo de relaciones saludables a nivel personal, familiar y comunitario. Desarrollo de autogestión y liderazgo.

Elementos del modelo:

  • Establecer contacto humano
  • Taller Esencia Vital
  • Evaluación Total
  • Sanación de condiciones físicas, psicológicas, sociales y modificación de actitudes, valores y conductas.